El fundador: Marcelino Champagnat

Un sacerdote Francés, que siguió a Cristo como a María, “Educar cristianamente a los niños y jóvenes, en especial a los más desatendidos”.

En la Valá, su primera parroquia enfrentó una experiencia lacerante, de marginación, de pobreza, pedagogía mediocre, lo que lo llevó a concebir un proyecto ambicioso, fundar una comunidad de educadores que dedicarían su vida y su trabajo a preparar “Buenos cristianos y virtuosos ciudadanos”.

Los hermanos nacen el 2 de enero de 1817, bajo la protección de María, Marcelino muere el 6 de junio de 1840, la semilla se había multiplicado a 280 hermanos y 48 escuelas. Marcelino Champagnat hizo una profecía al Hno. Estanislao: “después de mi muerte todo marchará mejor”, de 48 colegios pasaron a 250 las ramas llegan en la actualidad a 76 países “Todas las diócesis del mundo entran en nuestros planes”.