El Colegio México de Orizaba

Logrado su primer proyecto, ser hermano marista, surgió otro en el generoso corazón del Hno. Pablo: proporcionar a sus jóvenes paisanos orizabeños una escuela marista.

Comunicó el nuevo proyecto a su madre y a sus amigos, y todos lo tacharon de loco. Sin desanimarse, el Hermano habló del asunto con varios padres de familia de la Pluviosilla y con el arzobispo de Veracruz, Mons. Manuel Pío López, exalumno de los Maristas en la escuela que tuvieron en Cuernavaca, a principios del siglo XX.

El proyecto entusiasmó al Prelado y a los paterfamilia de Orizaba, algunos también exalumnos maristas. Aconsejados por el Hno. Pablo, estos últimos formaron un “Patronato Pro Colegio México de Orizaba”, encabezado por los señores: Pedro Trueba A., Víctor M. Fabre, Ing. Enrique Fernández, Antonio Pontón, Fermín Diez Diez, José Ahuja, Bernardo López S., Ing. Julián Name M., Mauricio Bidault, Alfredo Lartigue R., Andrés Piñero P. Dr. Ramón Aguilar C., Gustavo Eyssautier C., José Alvarez F,. Alberto Boyer A., Antonio Pontón S.

Con los primeros recursos el Patronato adquirió un terreno de 11,590 m2, al oriente de la ciudad, en una zona poco poblada entonces.