Nuestros principios

Nuestra visión del mundo está inspirada en el evangelio de Jesucristo. Deseamos construir una sociedad justa, consiente y solidaria. El Educador marista ve al ser humano como una persona libre y original, investida de dignidad, responsabilidad y esperanzas, como maristas reconocemos y valoramos la visión de nuestro fundador Marcelino, vemos en todo niño y joven un hijo de Dios y un hermano Universal. Educación y Escuela Católica La educación es un factor básico y decisivo para una cultura de acuerdo Leer más…

Los hermanos maristas en México

Esta orden francesa fue fundada por el abate Marcelino Champagnat el 2 de febrero de 1817 para formar a hermanos catequistas. Su arribo a México se debió, como en otros casos, a las solicitudes realizadas por diferentes grupos de católicos que no encontraban en sus localidades quienes atendieran la educación de sus hijos. Las peticiones fueron encabezadas en 1881 por la familia De Regil, quien pedía maristas para las escuelas de Yucatán.

El fundador: Marcelino Champagnat

Un sacerdote Francés, que siguió a Cristo como a María, “Educar cristianamente a los niños y jóvenes, en especial a los más desatendidos”. En la Valá, su primera parroquia enfrentó una experiencia lacerante, de marginación, de pobreza, pedagogía mediocre, lo que lo llevó a concebir un proyecto ambicioso, fundar una comunidad de educadores que dedicarían su vida y su trabajo a preparar “Buenos cristianos y virtuosos ciudadanos”. Los hermanos nacen el 2 de enero de 1817, bajo la protección de Leer más…