Los primeros edificios escolares

“El lunes 7 de febrero (de 1955) la admirada concurrencia acompañó al Ilmo. Sr. Canónigo D. Rafael Rúa al bendecir el edificio que había de estrenarse el día siguiente. Antes de comenzar la bendición el limo. Sr. Canónigo exhortó a los numerosos presentes a pedir al Señor para que la obra no sólo continúe con la Secundaria, como está proyectado, sino que siga con la Preparatoria y llegue a coronarse algún día fundando cursos universitarios. El Sr. Presidente del Comité Leer más…

Bendición de la primera piedra

Una vez adquirido el terreno del futuro Colegio, el Patronato presentó formalmente al Hno. Provincial, Salvador Méndez Arceo, la petición para que los maristas se encargaran de la obra educativa proyectada, que comprendía las secciones de Primaria, Secundaria y Preparatoria. El Hermano Superior les respondió que, por el momento, no podía acceder a su petición porque la institución marista carecía de personal capacitado y de recursos suficientes para la obra que le solicitaban. Los enviados le respondieron que el Patronato Leer más…

El Colegio México de Orizaba

Logrado su primer proyecto, ser hermano marista, surgió otro en el generoso corazón del Hno. Pablo: proporcionar a sus jóvenes paisanos orizabeños una escuela marista. Comunicó el nuevo proyecto a su madre y a sus amigos, y todos lo tacharon de loco. Sin desanimarse, el Hermano habló del asunto con varios padres de familia de la Pluviosilla y con el arzobispo de Veracruz, Mons. Manuel Pío López, exalumno de los Maristas en la escuela que tuvieron en Cuernavaca, a principios Leer más…

El proyecto en Orizaba

Durante la persecución religiosa, la casa de doña Lupita Aguilar, Vda. de Aguilar, estuvo siempre abierta a los sacerdotes perseguidos y a los catequistas que nunca dejaron de evangelizar al pueblo; en la huerta de esa residencia se celebran primeras comuniones y horas santas. Atendiendo personalmente una tienda de sombreros “La Francesa” sucursal la sorpresa, Doña Lupita pudo enviar a la ciudad de México a sus hijos, Pablo y Jorge, para estudiar en la Preparatoria del Colegio Francés “Morelos”. Obteniendo Leer más…

Una escuela marista en Orizaba

El Viernes Santo, 22 de abril de 1519, fray Bartolomé de Olmedo capellán de Hernán Cortés, celebró los oficios del día en las playas de Chalchicuecan, frente al Islote de San Juan de Ulúa. Ante el asombro de los indígenas, los conquistadores, encabezados por el Capitán General, Don Hernán Cortés, se postraban ante la Santa Cruz. Este símbolo dio el nombre a la ciudad y puerto fundados pocos días después: Villa Rica de la Vera Cruz.